TEA (Trastorno del Espectro Autista) y Trastornos del Desarrollo

Se refiere a un grupo de trastornos caracterizados deficiencias persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diversos contextos, actualmente o por los antecedentes. Otros aspectos clínicos destacables que se solapan en distintos niveles son los que hacen referencia a la coordinación motríz, hipotonicidad, alteraciones de la percepción y déficit atencional.

 

En general, La conducta en estos pacientes también se mostrará en diferentes grados, pero siempre vinculada a la alteración en la capacidad para establecer relaciones sociales, a la ausencia de empatía y el desarrollo de un repertorio conductual estereotipado y limitado sólo a ciertas áreas de su interés.

¿Cómo puede ayudar el tratamiento con neurofeedback?

Luego de realizar el qEEG o mapeo cerebral y diagnosticar las áreas específicas a trabajar, realizamos sesiones que contienen una combinación de estimulación con campo electromagnético con equipos Neurofield (pEMF) para activar redes neuronales deficitarias y mejorar la comunicación entre éstas, para luego reforzar el aprendizaje de nueva conectividad con neurofeedback LORETA. La neuroterapia en cada caso es personalizada para tratar síntomas específicos de cada paciente. No obstante, podemos señalar que en términos generales terapia ayuda con, 

  • Control de impulsos

  • Conductas estereotipadas

  • Psicomotricida y coordinación motora

  • Comunicación y lenguaje expresivo

  • Obsesiones e inflexibilidad en patrones gráficos

  • Atención sostenida 

  • Compresión y memoria de trabajo

  • Empatía y comunicación interpersonal

  • Adaptación a situaciones estresantes