Manejo del Estrés

El estrés es una sensación de tensión física y/o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que te haga sentir frustrado, rabioso o nervioso.

 

Las señales más comunes de estres son:

 

Emociones: ansiedad, miedo, irritabilidad, confusión.

Pensamientos: dificultad para concentrarse, pensamientos repetitivos, excesiva autocrítica, olvidos, preocupación por el futuro, dificultades para dormir.

Conductas: dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las           relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del                   consumo de tabaco, alcohol.

Cambios físicos: músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de       espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones        y respiración agitada.

El estrés es la reacción de tu cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando te ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar tu salud desencandenando otro tipo de patologías mayores como trastornos de ansiedad y depresión.

¿Cómo te puede ayudar neurofeedback?

Para reducir el estrés utilizamos una combinación de técnicas de bio y neurofeedback que ponen tu cuerpo en balance nuevamente. Trabajamos con tu cerebro inhibiendo la activación del estrés y con tu cuerpo, relajando tus músculos, entrenando tus reacciones frente a futuras demandas estresantes. Podemos enseñarte relajación desde dentro hacia afuera, para que aumentes tu rendimiento laboral o académico y disminuyas los efectos negativos del estrés agudo o crónico.